Cómo grabar tu primer vídeo como profesional de salud

 

Cada día más profesionales se animan a grabar su primer vídeo como profesional de salud como parte de su estrategia de marketing. Este hecho se debe a que los beneficios que te ofrece este método son muy grandes

Según un estudio de la empresa Cisco, el 78% del material que se consume en internet es audiovisual. Además, según sus previsiones, este dato no dejará de subir y podrá llegar hasta el 87%.

Gracias a las nuevas tecnologías, grabar un vídeo no es tan complicado y costoso como antes. Hoy en día, una cámara normal graba en una resolución óptima y un audio más que aceptable. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos trucos que os vamos a explicar a continuación.

 

 

«Tips» para grabar tu primer vídeo

      • Filme en un lugar silencioso y luminoso: Utilice un fondo de un color único y neutro. El blanco es bastante aceptado, para que el espectador no se distraiga.
      • Utilice un trípode o similar: Asegúrese de que la cámara este estable para que no haya movimientos indeseados durante el vídeo.
      • Prepare antes su discurso: Antes de comenzar a grabar haga un esquema en un papel y realice un par de ensayos antes de filmar el vídeo final.
      • Utilice el lenguaje de su público: Si el vídeo que va a realizar está dirigido a pacientes, no utilice lenguaje técnico ni demasiado complicado, intente que sea lo más fácil de entender posible.
      • Empiece con entusiasmo: Empiece con entusiasmo explicando que es lo que va a contar en ese vídeo y acabe haciendo un resumen y conclusiones de lo que ha dicho anteriormente.
      • No se olvide de sonreír: Una sonrisa natural transmite seguridad y confianza. Esta da imagen de que está relajado hablando sobre ese tema.
      • No quite la vista de la cámara: Si habla mirando a la cámara, cuando el paciente vea el vídeo le dará la sensación de que le está hablando directamente a él.
      • Hable claro y haga pausas: Si habla demasiado rápido será difícil seguir el vídeo y si habla demasiado lento puede resultar aburrido. Además, no se olvide de hacer pausas para que el paciente pueda asimilar la información.
      • Evite el uso de muletillas. Esta es una de las cosas más difíciles de realizar ya que las muletillas como “ehh”, “Humm”… Salen inconscientemente, pero debe tratar de eliminarlas por que dificultan el seguimiento del vídeo.
      • Su lenguaje corporal también transmite: Moverse demasiado o tener los brazos cruzados puede transmitir inseguridad o nerviosismo, por eso es importante controlar el lenguaje corporal y usarlo a su favor.

De todas formas, no se preocupe si no es capaz de cumplir con estos trucos desde el principio, y es que varios de ellos se consiguen con la experiencia. Lo importante es que se anime a empezar a grabar vídeos y con el tiempo verá como mejoraran. Los pacientes valoraran mucho recibir información de una forma distinta a la tradicional. Os dejamos este post relacionado con youtube.

Deja un comentario