¿Qué es la Medicina 2.0?

 

Nuestra forma de acceder, utilizar y producir información ha cambiado radicalmente en los últimos años. Estos cambios han afectado especialmente a la salud y a la educación. En su mayoría, estos cambios suponen ventajas para la atención a la salud, a sus componentes y a sus actores.

Entre estos nuevos campos de acción en el área de la medicina, encontramos la Salud 2.0 o Medicina 2.0. La medicina 2.0 engloba tecnologías médicas entre las que se incluyen las redes sociales, el contenido generado por el usuario y tecnologías móvil y en la nube. O de forma más concreta: la digitalización de los diagnósticos o la prevención de enfermedades a través de aplicaciones móviles, monitorización a distancia o wearables.

Aun así este campo es muy amplio y por lo tanto encontrar una definición clara y precisa es tarea complicada. En 2010, el investigador holandés Van De Belt realizó un estudio con el objetivo identificar definiciones para el término Salud 2.0/Medicina 2.0. Finalmente logró identificar siete términos que nos pueden servir como una aproximación al concepto de la Salud 2.0:

  1. Pacientes o usuarios
  2. Web 2.0 o tecnología
  3. Profesionales
  4. Red social
  5. Cambio en la atención sanitaria
  6. Colaboración
  7. Información sanitaria o contenidos

La medicina 2.0 se centra en mejorar la eficiencia clínica, la calidad del tratamiento y en hacer los precios asequibles y adaptados a su valor real. Su ventaja más clara es que integra a todos los actores involucrados en el proceso: Profesionales, pacientes, administradores y proveedores.

En la industria médica, como lo describe el gráfico de abajo, notamos una evolución en la comunicación digital. Hay un cambio de un modelo puramente informativo a uno colaborativo.

Evolución digital de la medicina
Evolución digital de la medicina. Gráfico de Docfav©

Las nuevas tecnologías ya mencionadas están transformando el modelo sanitario. Ahora se centra más en el ciudadano y lo acerca a profesionales y a la información que generan estos. El paciente deja de ser un lector y pasa a interactuar con los contenidos. De esta forma los estándares para la información que generan los profesionales, cambian en base a las calificaciones y las críticas de los ciudadanos.

En el caso de personas con enfermedades poco comunes la Medicina 2.0 les ayuda a conectar con otros afectados -creando comunidades-  e incluso con profesionales que no pueden encontrar cerca.

Las opiniones se dividen entre aquellos que consideran que esta herramienta sirve para democratizar la medicina y otros que temen la falta de privacidad del paciente y las informaciones falsas. La línea que separa la innovación y la inseguridad del paciente es muy fina. De todas formas, la medicina es uno de los campos más seguros en lo que a privacidad de datos se refiere.

El inconveniente más notorio es el exceso de información. Existen tantos foros, blogs y páginas web donde comentar que es fácil perderse entre las opiniones. Además, la web 2.0 es un entorno cambiante en el que es difícil estar al día y adaptarse, por lo que requiere mucha atención y recursos.

A pesar de la existencia de algunos profesionales escépticos la importancia que los pacientes le dan a internet es palpable en las cifras: Un 90% de los pacientes busca en internet información, ya sea para aclarar dudas o para buscar opiniones de gente que padezca los mismos síntomas o preocupaciones. Por lo tanto, queda claro que tener presencia en internet es esencial en los tiempos que corren.

 

VENTAJAS DE LA MEDICINA 2.0

  • Red de información pública

Una red pública conecta los centros sanitarios y permite a los médicos acceder a los historiales médicos de los pacientes. Además, esta red permite que el propio paciente también tenga acceso a su historial médico y a programar sus citas online.

  • Colaboración interprofesional

Esta red también es muy útil para que profesionales de todo el mundo puedan colaborar, intercambiar opiniones y resolver dudas entre ellos.

  • Ahorro en campañas de prevención

Gracias a las redes sociales se podrán reducir costes en las campañas de prevención. Estas podrán ser más específicas y estar mejor segmentadas ya que las redes sociales ofrecen más filtros y contienen toda la información de sus usuarios.

  • Acceso global

Las consultas dejan de estar limitadas por el alcance geográfico. Así, los pacientes pueden hacer consultas desde cualquier parte del mundo y acceder a médicos especializados que quizá no encuentren cerca de su lugar de residencia.

  • Relación entre el médico y el paciente

El paciente aprende del médico, pero la relación es recíproca porque el profesional también recibe feedback del cliente.

  • Información más fiable

La información que circula por internet sobre medicina no siempre es verídica y puede conllevar que haya gente que siga indicaciones erróneas. Por lo tanto, es importante que los especialistas se preocupen de ofrecer información veraz y puedan ayudar a los pacientes a informarse correctamente. De esta manera, se logrará que aumente la fiabilidad de la información que circula por internet y esta información se actualice constantemente.

Deja un comentario